Esperamos que no sea un adiós, sino un ¡hasta pronto!